Ubuntu aclara la novela de los 32 bits

En este blog sostenemos que las decisiones de desarrollo de Ubuntu las toma Mark Shuttleworth despues de tomarse 3 botellas de whisky. De ahí las marchas y contra marchas Si a eso sumamos la enorme cantidad de odiadores que tiene la distribución, la polémica está servida. Sin embargo parece que esta vez nos equivocamos

Esta semana fue la decisión de terminar el soporte a lso programas de 32 bits.

Finalmente, Canonical decidió aclarar la situación en un post de su blog.

Gracias a la gran cantidad de comentarios recibidos este fin de semana de los jugadores, Ubuntu Studio y la comunidad WINE, cambiaremos nuestro plan y crearemos algunos paquetes i386 de 32 bits para Ubuntu 19.10 y 20.04 LTS.

Pondremos en marcha un proceso comunitario para determinar qué paquetes de 32 bits son necesarios para soportar software heredado, y podremos añadir a esa lista después de la publicación si nos perdemos algo que sea necesario.

Las discusiones en la comunidad a veces pueden tomar giros inesperados, y ésta es una de ellas. La cuestión del soporte para x86 de 32 bits ha sido planteada y discutida seriamente en los foros de desarrolladores y comunidades de Ubuntu desde 2014. Así es como tomamos las decisiones.

Después de la publicación de Ubuntu 18.04 LTS tuvimos extensas discusiones en la lista de ubuntu-devel y también consultamos a Valve en detalle sobre el tema. Ninguna de esas discusiones levantó las pasiones que hemos visto aquí, así que sentimos que teníamos suficiente consenso para la mudanza en Ubuntu 20.04 LTS.

Creemos que es razonable esperar que la comunidad participe y que encuentre el equilibrio adecuado entre permitir la siguiente ola de capacidades y mantener la larga cola. Sin embargo, en este caso es relativamente fácil para nosotros cambiar de plan y habilitar de forma nativa en Ubuntu 20.04 LTS las aplicaciones para las que existe una necesidad específica.

También trabajaremos con las comunidades WINE, Ubuntu Studio y de juegos para utilizar la tecnología de contenedores para abordar el final de la vida útil de las bibliotecas de 32 bits; debería ser posible ejecutar aplicaciones antiguas en versiones más recientes de Ubuntu. Snaps y LXD nos permiten tener entornos completos de 32 bits y bibliotecas integradas para resolver estos problemas a largo plazo.

Existe un riesgo real para cualquiera que esté ejecutando un cuerpo de software que se somete a pocas pruebas. El hecho es que la mayoría de los paquetes x86 de 32 bits apenas se utilizan. Eso significa menos personas revisando y más bugs. El software sigue creciendo en tamaño en la gama alta, lo que dificulta incluso la creación de nuevas aplicaciones en entornos de 32 bits. Ustedes han oído hablar de Spectre y Meltdown – muchas de las mitigaciones para esos ataques no están disponibles para los sistemas de 32 bits.

Esto nos llevó a dejar de crear los medios de instalación de Ubuntu para i386 el año pasado y a considerar la posibilidad de dejar de usarlos en el futuro. Siempre ha sido nuestra intención mantener la capacidad de los usuarios para ejecutar aplicaciones de 32 bits en Ubuntu de 64 bits – nuestros kernels lo soportan específicamente.

Los desarrolladores de Ubuntu siguen comprometidos como siempre con el principio de hacer de Ubuntu el mejor sistema operativo de código abierto a través de escritorio, servidor, nube e IO. Esperamos con interés el compromiso continuo de nuestros usuarios para seguir haciendo realidad este principio.

Esto me recuerda un poco lo que pasó hace un tiempo con Debian. Un desarrollador preguntó a OpenSSL si se podía hacer una modificación. Le contestaron que sí. Esa modificación provocó un agujero de seguridad que duró años hasta que fue parcheado.

Valve tendrá que confirmar si efectivamente existió ese intercambio de información. Y si se confirma, deberá dar las explicaciones del caso. Después de todo se trata de una empresa privada, no de una comunidad de desarrolladores amateurs.

De todas maneras mantengo lo que dije en Twitter. Seguir dando soporte a 32 bits con la excusa de que muchos juegos históricos están en ese formato, es como pedir que los sistemas de salud pública sigan ofresiendo sangrías y trepanaciones.

Anuncios

Autor: Diego Germán Gonzalez

Autor de contenidos relacionados con el managment, la productividad personal y la tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.