La FSF publica una guía de productos “éticos” para regalar en estas fiestas (2)

Continuamos con la lista de regalos aprobados por la Free Software Foundation. Se trata de hardware y contenido que no tiene software espía ni restricciones para su utilización y distribución. Tenla en cuenta cuando escribas tu carta al Polo Norte o Papá Stallman te dejará carbón en los calcetines.
Leer más “La FSF publica una guía de productos “éticos” para regalar en estas fiestas (2)”

Anuncios

La Free Software Foundation te invita a donarle 34 dólares para festejar los 34 años del proyecto GNU.


El proyecto GNU nació para crear un sistema operativo libre de compartir, modificar, redistribuir y utilizar. Aunque no se llegó a concretar si se desarrollaron varias herramientas que posteriormente dieron origen a Linux. No tengo en claro como hacen la cuenta. Porque en este artículo Stallman dice que renunció a su trabajo para dedicarse a esto en enero del 84.
Leer más “La Free Software Foundation te invita a donarle 34 dólares para festejar los 34 años del proyecto GNU.”

32 años de GNU

Hace 32 años Rusia y EEUU decidían sobre la vida y los bienes de las personas del resto del mundo, muchos de los cuales debían abandonar sus países para vivir en paz. Hace 32 años palestinos e israelíes comenzaban y daban por finalizadas conversaciones de paz. Hace 32 años la revista Selecciones del Reader Digest nos contaba como los comunistas malos, sucios y feos espiaban y controlaban las comunicaciones de sus habitantes. Hace 32 años fanáticos religiosos mataban personas por pensar distinto. Hace 32 años en el lunar del culo del mundo dónde se escribe este blog contábamos los días para las elecciones con miedo y esperanza sobre lo que nos podría traer el próximo gobierno. Hace 32 años, un 27 de setiembre Richard Stallman sentaba las bases del proyecto GNU
Leer más “32 años de GNU”

Stallman sobre Jobs: “No me alegro que esté muerto pero me alegro que se haya ido”

Richard M Stallman, lider del movimiento del software libre escribió:

“Steve Jobs, el pionero en convertir al ordenador en una cárcel bontia, diseñada para cortar a los tontos su libertad, ha muerto.

Como el alcalde de Chicago Harold Washington dijo del ex-alcalde corrupto Daley, “no me alegro de que este muerto, pero me alegro de que se haya ido.” Nadie merece tener que morir – ni Jobs, ni el Sr. Bill, ni siquiera la gente culpable de males más grandes que los que cometieron ellos. Pero merecemos el final de la influencia maligna de Jobs en la gente de informática.

Lamentablemente, aquella influencia sigue a pesar de su ausencia. Sólo podemos esperar que sus sucesores, ya que ellos intentan continuar su herencia, sean menos eficaces”
Fuente

Stallman habla de Anonymus

Tal vez porque se trata de una persona con la que no tengo demasiadas coincidencias (yo soy de la línea Linus), se me había pasado por alto estas reflexiones de Richard Stallman publicadas por The Guardian en diciembre del año pasado.

“Las protestas en la red de Anonymous en apoyo a WikiLeaks son el equivalente en internet de una manifestación multitudinaria. Es un error denominarlas hacking (un juego de inteligencia y habilidad) o cracking (penetrar sistemas de seguridad). El programa LOIC que está utilizando Anonymous viene ya preparado de manera que no hace falta saber de informática para ponerlo en marcha, y no rompe ningún sistema de seguridad informática. Los manifestantes no han intentado hacerse con el control de la web de Amazon ni extraer ningún dato de MasterCard. Entran por la puerta principal y eso hace que las webs atacadas no puedan abarcar tanto volumen. ”


Tampoco se puede denominar a estas protestas como ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS). Un ataque DDoS se hace con miles de ordenadores “zombie”. Normalmente, alguien trata de romper la seguridad de esos ordenadores (a menudo con un virus) y se hace con el control remoto de las máquinas, después las monta en una red controlada para que obedezcan sus órdenes (en este caso, sobrecargar un servidor). Los ordenadores de la protestas de Anonymous no son zombies; la idea es que están operadas de manera individual. ”


Internet no puede funcionar si hay multitudes que bloquean las webs, de igual manera que una ciudad no puede funcionar si sus calles están siempre llenas de manifestantes. Pero antes de precipitarse a pedir que castiguen a los que llevan a cabo estas protestas en la red, hay que plantearse por qué protestan: en internet, los usuarios no tienen derechos. Como ha demostrado el caso de WikiLeaks. Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten.

En el mundo físico, tenemos derecho a imprimir y vender libros. Si alguien quiere impedirlo, tiene que acudir a los tribunales. Se trata de un derecho frágil en el Reino Unido (debido a la figura legal de la censura preventiva ordenada por un juez), pero al menos existe el derecho. Sin embargo, para montar una web necesitamos adquirir un dominio a una empresa, un proveedor de servicios de internet y a menudo una compañía de hosting; todas ellas pueden recibir presiones para cerrar nuestra web. En Estados Unidos, ninguna ley regula esta situación precaria. Es más, existen contratos que estipulan que hemos autorizado a estas empresas a funcionar de esta manera como algo habitual. Es como si todos viviéramos en habitaciones alquiladas y los dueños pudieran desahuciarnos en cualquier momento.

El acto de leer en el mundo virtual también se realiza sin un respaldo de derechos. En el mundo físico, puedes comprar un libro con dinero y es tuyo. Tienes libertad para darlo, prestarlo o venderlo a alguien. También tienes la libertad de quedártelo. Sin embargo, en el mundo virtual, los e-readers tienen grilletes digitales que te impiden dar, prestar o vender un libro, y hay licencias que lo prohíben. El año pasado, Amazon utilizó la puerta trasera de su e-reader para borrar remotamente miles de copias de 1984, de George Orwell. Han privatizado el Ministerio de la Verdad.

En el mundo físico, tenemos derecho a pagar con dinero y recibir dinero, incluso de manera anónima. En internet, sólo podemos recibir dinero con organizaciones como PayPal y MasterCard, y el “estado de seguridad” rastrea los pagos realizados minuciosamente. Leyes que anulan la presunción de inocencia como la “Digital Economy Act” amplían este modelo de precariedad a la conectividad en internet. Lo que haces en tu ordenador también lo controlan otros, con software que no es libre. Los sistemas de Microsoft y Apple introducen grilletes digitales, características diseñadas específicamente para limitar a los usuarios. El uso continuado de un programa también es precario: Apple le puso una puerta trasera al iPhone para borrar de manera remota aplicaciones instaladas y también Windows permitía a Microsoft instalar cambios en el software sin solicitar permiso.”

“En la actualidad Estados Unidos es un nodo de poder de intereses empresariales. Como tiene que dar la apariencia de que está al servicio del pueblo, teme que la verdad se filtre. De ahí sus campañas paralelas contra WikiLeaks: aplastarlo a través de la precariedad en internet y limitar formalmente la libertad de la prensa.

Los gobiernos están intentando meter en la cárcel a las personas que participan en las protestas de Anonymous en lugar de a los torturadores y asesinos oficiales. El día en el que nuestros gobiernos persigan a los criminales de guerra y nos digan la verdad, podremos decir que el control de las multitudes en internet es nuestro principal gran problema a resolver. Me encantará ver ese día”.
.

lo dije en su momento y lo mantengo, con el ancho de banda no se jode y tampoco hay que dar excusas a los gobiernos para que se carguen la neutralidad en la red, pero reconozco que Ricardito aporta algunos argumentos interesantes
FUENTE