El código abierto, el big data y la tercera guerra mundial.

En esta época en que las ciencias de la computación están aplicadas al estudio de la toma de decisiones mediante el procesamiento de grandes cantidades de datos, el análisis predictivo y las máquinas de autoaprendizaje, resulta importante recordar el día en que un programa de computación pudo meternos en la tercera guerra mundial.
Continuar leyendo «El código abierto, el big data y la tercera guerra mundial.»

Anuncios

Los futuros militares norteamericanos usan Ubuntu para entrenarse en guerra informática.

Sin nombre

  • Las academias militares de EEUU intensifican la preparación  a las nuevas generaciones de militares para la guerra en el ciberespacio
  • Los ciberataques están considerados la mayor amenaza a la seguridad nacional
  • Varias empresas y medios de comunicación han sufrido ataques posiblemente de hackers chinos.

Las academias militares de Estados Unidos están incrementando los esfuerzos para preparar a una nueva generación de guerreros  del ciberespacio capaces de enfrentar las crecientes amenazas a las redes informáticas militares y civiles de la nación de la que dependen casi todos los servicios desde las redes de energía eléctrica  hasta el control del sistema bancario. Si las fotos corresponden al contenido del artículo el entrenamiento se hace con Ubuntu.

James Clapper, director de inteligencia nacional, denominó a los ciberataques comola principal amenaza a la seguridad nacional, al presentar la evaluación anual de la amenazas mundiales ante el Congreso este mes. «Las amenazas son más diversas, conectadas entre sí, y virales que en cualquier otro momento de la historia», afirmó en su informe. «La destrucción puede ser invisible, latente y progresiva.» Nota mía: Acá no necesitamos a los hackers chinos, nuestro propio gobierno tiene el mismo efecto.

Aunque las academias militares ofrecen cursos sobre el tema desde principios de la década pasada el interés ha crecido desde que se vinculara a una unidad militar china con ataques a los sistemas informáticos y cuentas de Twitter de varios medios periodísticos norteamericanos.

Por cierto, uno no puede menos que preguntarse si ahora que tanto el gobierno chino como los militares norteamericanos optan por Linux esta distribución podrá seguir manteniendo sus niveles de seguridad.

FUENTE