Planeta Diego forma parte del “O’Reilly Blogger Review Program”

Esta mañana me llegó el mail de confirmación de que aceptaron Planeta Diego en el programa de reseñas de blogueros de O’Reilly Media, Eso significa que la editorial me da acceso a algunas de sus publicaciones a cambio de que yo haga la reseña de la misma.

O’Reilly ha apoyado fuertemente al código abierto y algunos de sus títulos están disponibles bajo licencia Creative Commons
I review for the O'Reilly Blogger Review Program

Anuncios

Algunos desafios para Google+

Hasta ahora somos el único blog vagamente relacionado con la informática que no habló de Google+, el nuevo intento de Google por entrar en el campo de las redes sociales. Bueno, como la invitación para probar Diáspora todavía no nos llegó vamos a hablar de Google+ o al menos de los obstáculos que tiene que superar.

1-Utilidad
Alguien dijo alguna vez que el motivo del fracaso de Vista no era técnico sino psicológico, los usuarios no lograban ver la razón por la cual dejar de usar XP. Solo cuando (en parte por un proceso forzado de obsolescencia tecnológica) Microsoft demostró las ventajas del cambio empezó a decrecer la cantidad de usuarios de XP, claro que para eso tuvo que sacar Windows 7.
Bien, Si tengo a todos mis amigos, mis fotos y videos en Facebook y todas las actualizaciones de perfiles de los últimos tres años ¿Por que debería cambiar a otro servicio que básicamente me brinda algo parecido sin la seguridad de que voy a tener a todos mis contactos?.

2-Integración con buscadores.
Todo lo que se publica en Facebook aparece en Bing, Yahoo y Google. Todo lo que aparece en Google+ aparece solo en Google. Hay que destacar que Google+ se integra con otros servicios de la compañía, servicios que son competidores directos de otros brindados por Yahoo y Microsoft por lo que estas no tienen demasiados incentivos.

3-Integración con sitios webs
Los botones “Me gusta” y “Tweet me” están presentes en miles de sitios webs, los gestores de contenidos disponen de módulos para la publicación en esos servicios. El botón +1 de Google solo tiene prestaciones limitadas.

Es cierto que lo del punto 3 se puede corregir con el tiempo y lo del punto 2 con negociaciones pero lo del punto 1 es más difícil. Facebook llegó a su techo está estabilizado, Twitter sigue creciendo y es un servicio complementario que no compite con otros. Si Google+ no aporta por algo más que con la integración con sus otros servicios dificilmente llegue a algo. Y no olvidemos que la empresa está siendo investigada por monopolio lo que le ata bastante las manos

Stallman habla de Anonymus

Tal vez porque se trata de una persona con la que no tengo demasiadas coincidencias (yo soy de la línea Linus), se me había pasado por alto estas reflexiones de Richard Stallman publicadas por The Guardian en diciembre del año pasado.

“Las protestas en la red de Anonymous en apoyo a WikiLeaks son el equivalente en internet de una manifestación multitudinaria. Es un error denominarlas hacking (un juego de inteligencia y habilidad) o cracking (penetrar sistemas de seguridad). El programa LOIC que está utilizando Anonymous viene ya preparado de manera que no hace falta saber de informática para ponerlo en marcha, y no rompe ningún sistema de seguridad informática. Los manifestantes no han intentado hacerse con el control de la web de Amazon ni extraer ningún dato de MasterCard. Entran por la puerta principal y eso hace que las webs atacadas no puedan abarcar tanto volumen. ”


Tampoco se puede denominar a estas protestas como ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS). Un ataque DDoS se hace con miles de ordenadores “zombie”. Normalmente, alguien trata de romper la seguridad de esos ordenadores (a menudo con un virus) y se hace con el control remoto de las máquinas, después las monta en una red controlada para que obedezcan sus órdenes (en este caso, sobrecargar un servidor). Los ordenadores de la protestas de Anonymous no son zombies; la idea es que están operadas de manera individual. ”


Internet no puede funcionar si hay multitudes que bloquean las webs, de igual manera que una ciudad no puede funcionar si sus calles están siempre llenas de manifestantes. Pero antes de precipitarse a pedir que castiguen a los que llevan a cabo estas protestas en la red, hay que plantearse por qué protestan: en internet, los usuarios no tienen derechos. Como ha demostrado el caso de WikiLeaks. Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten.

En el mundo físico, tenemos derecho a imprimir y vender libros. Si alguien quiere impedirlo, tiene que acudir a los tribunales. Se trata de un derecho frágil en el Reino Unido (debido a la figura legal de la censura preventiva ordenada por un juez), pero al menos existe el derecho. Sin embargo, para montar una web necesitamos adquirir un dominio a una empresa, un proveedor de servicios de internet y a menudo una compañía de hosting; todas ellas pueden recibir presiones para cerrar nuestra web. En Estados Unidos, ninguna ley regula esta situación precaria. Es más, existen contratos que estipulan que hemos autorizado a estas empresas a funcionar de esta manera como algo habitual. Es como si todos viviéramos en habitaciones alquiladas y los dueños pudieran desahuciarnos en cualquier momento.

El acto de leer en el mundo virtual también se realiza sin un respaldo de derechos. En el mundo físico, puedes comprar un libro con dinero y es tuyo. Tienes libertad para darlo, prestarlo o venderlo a alguien. También tienes la libertad de quedártelo. Sin embargo, en el mundo virtual, los e-readers tienen grilletes digitales que te impiden dar, prestar o vender un libro, y hay licencias que lo prohíben. El año pasado, Amazon utilizó la puerta trasera de su e-reader para borrar remotamente miles de copias de 1984, de George Orwell. Han privatizado el Ministerio de la Verdad.

En el mundo físico, tenemos derecho a pagar con dinero y recibir dinero, incluso de manera anónima. En internet, sólo podemos recibir dinero con organizaciones como PayPal y MasterCard, y el “estado de seguridad” rastrea los pagos realizados minuciosamente. Leyes que anulan la presunción de inocencia como la “Digital Economy Act” amplían este modelo de precariedad a la conectividad en internet. Lo que haces en tu ordenador también lo controlan otros, con software que no es libre. Los sistemas de Microsoft y Apple introducen grilletes digitales, características diseñadas específicamente para limitar a los usuarios. El uso continuado de un programa también es precario: Apple le puso una puerta trasera al iPhone para borrar de manera remota aplicaciones instaladas y también Windows permitía a Microsoft instalar cambios en el software sin solicitar permiso.”

“En la actualidad Estados Unidos es un nodo de poder de intereses empresariales. Como tiene que dar la apariencia de que está al servicio del pueblo, teme que la verdad se filtre. De ahí sus campañas paralelas contra WikiLeaks: aplastarlo a través de la precariedad en internet y limitar formalmente la libertad de la prensa.

Los gobiernos están intentando meter en la cárcel a las personas que participan en las protestas de Anonymous en lugar de a los torturadores y asesinos oficiales. El día en el que nuestros gobiernos persigan a los criminales de guerra y nos digan la verdad, podremos decir que el control de las multitudes en internet es nuestro principal gran problema a resolver. Me encantará ver ese día”.
.

lo dije en su momento y lo mantengo, con el ancho de banda no se jode y tampoco hay que dar excusas a los gobiernos para que se carguen la neutralidad en la red, pero reconozco que Ricardito aporta algunos argumentos interesantes
FUENTE

Cobertura del escándalo de la SGAE

Nación Red está haciendo una excelente cobertura sobre el escándalo que rodea a la Sociedad General de Autores y Editores de España. Si usted es un senador oficialista por la provincia de Río Negro u opositor de la provincia de Santa Fe le recomendamos su lectura

Prueban Thunderbird como cliente de correo por defecto en Ubuntu 11.10

Los desarrolladores de Ubuntu están probando el comportamiento de Thunderbird como cliente de correo por defecto en lugar de Evolution. Esto no significa que sea así en la versión final
Fuente

Ya se conoce el diseño de la camiseta por los 20 años de Linux

Kim Blanche, artista hindú radicada en Suecia resultó ganadora en el concurso anual de diseño de camisetas organizado por la Fundación Linux.

Blanche antigua enfermera ahora dedicada por completo al arte, y que conoció el software libre gracias a su novio informático explica así el concepto de su trabajo:

“Después de 20 años de duro trabajo este pingüino logró salir adelante. Tux planea suavemente por encima de sus competidores hacia un futuro realmente brillante”.

La ganadora fue premiada con dos pasajea a la convención Linux de Vancouver.

Las camisetas con el nuevo diseño podráN comprarse proximamente aquí
FUENTE