Reiventándose con software libre

Encontrando problemas que resolver. Como reinventarse usando el código abierto Parte 4

Hardware

Napoleón Bonaparte dijo que ningún plan sobrevive al primer disparo del enemigo. Y, es cierto. El último artículo de esta serie que escribí fue en junio. El universo se confabuló para que no pudiera continuarlo con la periodicidad que deseaba. Pero, como sabemos por los artículos anteriores, tener un plan y modificarlo de acuerdo a las circunstancias, es mejor que ningún plan.

En el artículo de hoy, vamos a ver como encontrar un problema que resolver. Este problema tiene que cumplir con un solo requisito. Alguien tiene que estar dispuesto a pagarnos por una solución

Artículos anteriores

Cómo encontrar una oportunidad

Hay un lugar común entre los gurúes de la auto ayuda que es el poner énfasis en el poder mágico de las palabras. Por ejemplo en lugar de decir que tienes un problema porque te quedaste sin trabajo, debes decir que tienes la oportunidad de encontrar un trabajo nuevo. Francamente me parece pura charlatanería. Nuestros oportunidades no son nuestros problemas. Son los problemas de los demás.

La correcta determinación de los problemas de los demás nos permitirá producir soluciones adecuadas con lo cuál podremos ganar el suficiente dinero para solucionar los nuestros (o hacernos olvidar que los tenemos)

Una vez que hicimos el proceso de analizar el ambiente que vimos en el post anterior, ya tendremos algunas ideas sobre que problemas podemos solucionar. Una forma de hacerlos más visibles es responder a las siguientes preguntas sobre el ambiente.

  1. ¿Qué pasó?
  2. ¿Qué pasará?
  3. ¿A quién afectó?
  4. ¿A quién va a afectar?
Hacerse preguntas es una forma de encontrar problemas y transformarlos en oportunidades

Una vez seleccionado el problema, tendremos que formular hipótesis sobre que tipo de soluciones podremos ofrecer y cuál es su potencial de rentabilidad.

Breve historia de un fracaso

Mis padres eran socios en una empresa textil. Cuando se divorciaron en el año 92, mi madre tuvo que buscarse una nueva ocupación. Toda su vida había luchado contra la obesidad lo que la convirtió en toda una especialista en el tema.

Decidió entonces poner lo que en Argentina llamamos una dietética (en esos negocios, además de los productos reducidos en calorías venden legumbres y cereales al peso y productos veganos)

Habiendo elegido el qué, llegó el momento de definir el dónde. Imaginamos que un negocio en una zona céntrica iba a tener un mayor volumen de clientes que uno ubicado en un barrio. En el segundo caso teníamos un dinero para comprar un local, en el primero la única alternativa era alquilar. Nos inclinamos por el mayor volumen de clientes.

Otra hipótesis de trabajo fue que al principio la venta de productos dietéticos y naturales no iba a generar ingresos suficientes, fue así que nos hicimos cargo de la operación de un negocio de venta de alimentos tradicionales y les incorporamos los productos dietéticos.

No duramos ni un año.

El primer error que cometimos fue pensar en función de lo que queríamos hacer en lugar de por qué cosa la gente estaría dispuesta a pagar. Aún así podría haber resultado bien.

Nuestro segundo error fue hacernos cardo de negocio de alimentos tradicionales en marcha pensando que eso iba a generar ingresos suficientes. En realidad las ganancias de los productos dietéticos y naturales iban a pagar las pérdidas que generaban las ventas de alimentos tradicionales.

Ese mismo año fue el de la expansión de las grandes superficies en Buenos Aires, una gran cadena de supermercados se instaló a 600 metros y otros dos negocios competidores se instalaron en nuestra cuadra.

Para terminar de completar la lista de errores, el local tenía un alquiler alto ya que sus dimensiones eran mayores de las que necesitábamos.

Con el correr de los años mi opinión es que habiendo dedicado un poco de tiempo a la reflexión y a la observación,hoy tendríamos un negocio en marcha y ustedes no estarían leyendo este blog (o sería un blog sobre alimentación.

Herramientas de código abierto para encontrar oportunidades

Una crítica que se pueden hacer a esta serie de artículos es que comento programas de uso general que hacen cosas que se podrían hacer con papel y lápiz.

Es cierto, pero hay una razón para no usar herramientas específicas (aparte de que hay muy pocas de código abierto)

Página 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *