El bug de Ubuntu que no era de Ubuntu

S Berlingeri, filósofo argentino contemporáneo, sostiene que la principal causa de fallas en las computadoras es el componente ubicado entre el teclado y el respaldo de la silla.

No sé hasta que punto soy la inspiración de la frase (tiene 48 años de material sobre mí) pero sin dudas soy la prueba.

Hace tiempo me venía quejando en este blog y reportando en Launchpad, el sitio de reportes de bug de Canonical, de un error en el instalador de Ubuntu que obligaba a montar y desmontar manualmente la partición de Windows para poder continuar la instalación.

En caso de no hacer esto, la instalación de congelaba en la pantalla en la que tienes que decidir si instalar componentes privativos. Cabe mencionar que con otros instaladores como Calamares y Anaconda no sucede.

Tampoco pasa cuando se hace la instalación dual boot en una máquina virtual.

La curiosa forma en la que descubrí que un bug no era un bug

Ayer estaba instalando Xubuntu 19.10 cuando al llegar a la pantalla en cuestión me, en palabras de Hugo Varela «urgido por la angustia incontenible que provoca un desarreglo estomacal.

La cuestión es que cuando finalmente volví, me encontré que Xubuntu había pasado a la pantalla siguiente sin necesidad de mi intervención. Solo me preguntó si tenía que desmontar las particiones detectadas.

Con curiosidad decidí probar una instalación de Ubuntu. Esta vez con el cronómetro en la mano y dispuesto a esperar lo que hiciera falta.

Ahí descubrí que el instalador no se congelaba. Es cierto que en mi configuración de hardware tarda dos minutos en detectar las particiones, pero el tiempo de instalación total es igual o menor que el de distribuciones que usan otros instaladores.

Con el cuál, el bug es mío. Me hace falta tener más paciencia.

Anuncios

Autor: Diego Germán Gonzalez

Autor de contenidos relacionados con el managment, la productividad personal y la tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.