Cómo sacarse una selfie si no ves el teléfono

Encontrar como sacarse una selfie cuando no ves tu imagen en el teléfono bien podría haber sido el tema de un episodio de Mr Magoo

Saber cómo sacarse una selfie cuando no llegas a ver tu teléfono, puede parecer una cuestión frívola. Sin embargo, muchos servicios que se contratan online y requieren medidas de seguridad para utilizarlos, la piden.

En mi caso, tenía que cambiar la dirección de mail de la billetera electrónica. Para esto, debía enviar una selfie con mi cara y el documento de identidad.

Es probable que estés pensando ¡Vaya tipo más idiota! Que le pida a alguien que se la tome.

En mi caso no era posible, pero, aunque lo fuera solo resolvía una parte del problema. El del enfoque. Quedaba el de la calidad de la foto.

De eso voy a hablar más adelante

Cómo sacarse una selfie cuando no te ves la cara

Para poder tomarte una selfie tienes que poner el teléfono a cierta distancia.
Soy corto de vista, esa distancia significa que no me veo la cara. Y no puedo usar anteojos porque el sistema automático de reconocimiento facial no registra la semejanza con la foto del DNI. A esto, hay que sumar que tenía que verse el DNI.

Open Camara

Open Camara es una aplicación de cámara de código abierto para Android

Para intentar tomar la fotografía usé una aplicación para Android de código abierto llamada Open Camara. Puedes encontrar Open Camara en Google Play.

Siendo alguien cuya motricidad fina deja bastante que desear, tener que sostener el teléfono con el brazo estirado en una mano y el documento en la otra se complicaba bastante. Open Camara tiene una característica muy útil. La aplicación cuenta con una opción de autoestabilización.

Sin embargo, por más que probé con diferentes modos de enfoque, distancias y fotos en secuencia, no hubo caso. Me era imposible lograr que se viera el documento.

El viejo truco de la cámara deportiva

Se me ocurrió entonces, probar un enfoque diferente. Tengo una cámara deportiva con resolución 4k. Pero, en lugar de tomar una foto probé a grabar un video ensayando diferentes posiciones y distancias.

Necesitaba entonces un programa para hacer una captura de pantalla del momento exacto en el que mi cara y el documento estuvieran finalmente visibles. Mi opción fue un viejo conocido del mundo del código abierto. El reproductor multimedia VLC..

Reproduje la pelicula a la velocidad más lenta posible y cuando conseguí lo que buascaba detuve la reproducción y utilicé la opción para capturar pantalla.

El tamaño si importa, la resolución también

DIje más arriba, que, aunque hubiera podido pedirle a alguien que me tomara la foto seguía habiendo otro problema. Si subía la foto como estaba, era demasiado pesada para el sitio al cuán tenía que subirla. Si reducía el peso, la foto ya no tenía calidad suficiente para ser procesada.

¿La solución?

Abrí la foto con el visor de fotos de GNOME a pantalla completa e hice una captura de pantalla con Flameshot, un programa del cuál les hablé ayer.

Aunque no lo crean, funcionó.

Anuncios

Autor: Diego Germán Gonzalez

Autor de contenidos relacionados con el managment, la productividad personal y la tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.