Adobe hace una pregunta. La respuenta linuxera lo sorprende.

La historia de relación de la empresa de software Adobe con Linux sería material para una telenovela. Por un lado tuvo tempranamente versiones de su lector de pdf Adobe Reader y del  reproductor multimedia Flash. Por el otro las versiones Linux de esos productos no se actualizaban al mismo ritmo que en otros sistemas operativos y finalmente se discontinuaron.

Finalmente la versión de Flash Player volvería, justo un par de años antes de que los bugs y la irrupción de otras tecnologías la condenaran a la desaparición. Por otro lado desarrolló Brackets, un entorno integrado de desarrollo bajo licencia opensource, contrató al ex Canonical Matt Assay y adquirió el gestor de tiendas online Magento, también de código abierto que se puede instalar en servidores web que corran bajo Linux.

Pero en lo que se refiere a sus productos estrellas, La línea Creative Cloud que incluye a los emblemáticos Photoshop o After Effects no parecen tener interés en  portarlos a Linux. Aunque puede que tengan que pensárselo

Los otros días en el foro del editor de video Premiere Pro, Adobe preguntó que  característica le gustaría a los usuarios que se incorporara.  La cantidad de usuarios que pedimos una versión Linux hizo saltar las alarmas anti spam del foro.

La respuesta de Patrick Palmer,  Responsable principal de productos para las aplicaciones de audio y video de Adobe es un tanto decepcionante.

En primer lugar atribuye el éxito de la petición  (con toda la razón del mundo) a un usuario con mucha convocatoria en Twitter. Parece ser que la petición llevaba sin pena ni gloria varios meses antes de la brusca subida.

Por el otro plantea la remanida excusa de la falta de mercado. Y acá es donde estaría bueno prgutnarse algo estilo el huevo y la gallina.  Si Adobe hubiera creado una versión Linux de su software ¿No hubiera habido un mercado?

Lo cierto es que la versión Linux de las aplicaciones multimedia de Adobe quedarán para un día después del año de Linux en el escritorio.

Por un lado es una lástima. Las aplicaciones de edición para Linux de calidad profesional son bastante más caras que el abono de Adobe Creative Cloud. Por el otro es probable que la cuestión se vuelva irrelevante dentro de poco.

Es muy probable que dentro de un par de años ese tipo de aplicaciones se ejecuten en la nube por lo que el sistema operativo se convierta en algo irrelevante.

Actualización: Jason Evangelho el linuxero que inició todo el asunto tendrá una reunión la semana que viene con los responsables de producto de Adobe Premiere

Anuncios

Autor: Diego Germán Gonzalez

Autor de contenidos relacionados con el managment, la productividad personal y la tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.