¿Tiene sentido tener tu propio sitio de comercio electrónico? (3)

En el primer artículo de esta serie analizamos los componentes de un sistema de comercio electrónico. En el segundo enumeramos las ventajas y desventajas de los portales de comercio electrónico provistos por terceros y los autoalojados. En el próximo artículo empezaremos a enumerar las alternativas de código abierto para operar nuestros propios portales. Hoy nos toca hablar de en que casos utilizar un portal propio, uno de terceros o una solución combinada.

Hay algo que deberíamos tener en claro, no siempre es necesario tener un portal de comercio electrónico propio como complemento al de Ebay, Amazon o Mercado Libre. Podemos utilizar una lista de correos para que nuestros clientes habituales conozcan las actualizaciones de productos y en caso de que quieran adquirirlos enviarles un enlace de Paypal. O podemos hacer un blog, página de Internet o podcast para que conozcan nuevas formas de utilizarlos y de esa forma estimularlos a repetir la compra en una plataforma de comercio electrónico externa.

Cuando usar una plataforma de comercio electrónico externa.

Es conveniente usar un servicio de comercio electrónico externo sin combinarlo con otras alternativas cuando:

  • No tenemos  el tiempo, los conocimientos o los recursos para crear nuestra propia plataforma de comercio electrónico.
  • Tenemos un solo producto
  • Nuestro productos o línea de productos no se diferencian de las de nuestros competidores.

Cuando usar nuestra plataforma de comercio electrónico

Es conveniente operar nuestro propio sitio de comercio electrónico cuando:

  • Tenemos una lista de clientes fieles y no necesitamos ampliarla.
  • Tenemos una amplia línea de productos con múltiples opciones
  • Los precios de nuestros productos varían frecuentemente.
  • Nuestros productos están prohibidos en los portales de comercio electrónico.

Cuando combinar las dos plataformas de comercio electrónico.

Una estrategia combinada se recomienda cuando:Mercado Libre

  • Estamos empezando en la actividad y no tenemos clientes.
  • Tenemos una lista de productos  queen principio es igual a la de nuestros competidores aunque podemos personalizarlos.
  • Queremos ingresar nuestro producto en un nuevo mercado.

Algunos ejemplos.

Supongamos que una señora con un trabajo estable decide rentabilizar su pasión por el tejido. Es evidente que no puede hacer producción ya que solo teje en sus ratos libres. Tampoco le sobra tiempo para crear su propia tienda, ni buscar proveedores de envío ni sistema de pago. En este caso usar una plataforma de comercio electrónico de terceros es lo ideal.

Por otra parte,  una empresa de autos personalizados tiene tanta variedad de adicionales disponibles que los rígidos formularios de publicación de un portal de ecommerce no resultan adecuados.

Nuestro último ejemplo es el de un novelista que publica un libro en Amazon, en él puede invitar a los lectores a visitar su página web. En ella puede comercializar el resto de sus obras.

Foto principal
Designed by Freepik
WooCommerce

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.