¿Tiene sentido tener tu propio sitio de comercio electrónico? (1)

La existencia de grandes portales de comercio electrónico como Ebay. Amazon o Mercado Libre, no son sustitutos de los portales de comercio electrónicos gestionados por los propios vendedores.
De hecho una buena estrategía es combinarlos.
En esta serie de post vamos a analizar por qué, además de pasar revista a las herramientas de código abierto que podemos utilizar para nuestro emprendimiento de venta online.

Comencemos diciendo que en Internet, como en cualquier otro sector de la economía, no se puede ganar dinero sin gastarlo. Es cierto que se puede gastar mucho dinero para no conseguir nada, pero difícilmente lo consigas tratando de ahorrar usando alternativas gratuitas o baratas.

Hay gente que escandalizada por lo que cuesta hacer un sitio web de comercio electrónico, prefiere pedírle a un sobrino que le haga una página en Facebook, como antes le pedía a sus hermanos mayores que le hicieran una página web en Microsoft Frontpage (y hasta he visto alguno hecho en Word). En ningún caso funcionó.

Por supuesto está el otro extremo del espectro. Los que se gastan fortunas en un diseño web muy llamativo, pero completamente inadecuado para el propósito. (Afortunadamente la pesadilla de las introducciones en Flash fueron desapareciendo de los sitios corporativos).
En definitiva no se trata de gastar poco o mucho, se trata de gastar la plata de manera inteligente.

Elementos de un portal de comercio electrónico

Ya se trate de un servicio de venta por Internet brindado por un tercero, o de uno creado por el vendedor, un portal de comercio electrónico tendrá los siguientes componentes:

  • Alojamiento: El servidor dónde está alojado el sitio web deberá tener un ancho de banda adecuado  a la cantidad de compradores esperado, además de mecanismos de respaldo y protección de la información sensible de los compradores. En post siguientes vermos que hay empresas que ofrecen planes de hosting adecuados para portales de comercio electrónico.
  • Dominio:  Al igual que nombrar un modelo de automóvil o un restaurante, la elección de un nombre adecuado ayudará a conseguir clientes para tu sitio, por supuesto si vendes solamente en portales como Ebay o Amazon esto no importará demasiado. También veremos el tema de la elección de dominio en un próximo post.
  • Navegación: Al igual que sucede en una tienda física, en los portales de comercio electrónico  hay clientes a los  que les gusta “pasear” para ver que hay, mientras que otros solo quieren encontrar el producto que necesitan e irse. Para los primeros tienes que asegurarte que los productos vayan rotando en la página principal y que cuando cliqueen para ver un producto se le muestren sugerencias de otros similares. Para los segundos tienes que establecer un sistema de categorías y etiquetas para clasificar los productos y un menú de fácil acceso.
  • Página de producto:  Tanto por razones legales, como para dar un buen servicio  la página de producto  debe brindar información detallada sobre el mismo.
    Asegúrate de no poner elementos que tardan en cargarse como fotos muy pesadas porque hacen que el cliente se canse y se vaya.
    También es importante que la información esté estandarizada. Si intentas comprar ropa en un portal de Argentina puedes llevarte la sorpresa que un talle L de un vendedor es el S del otro.
    En portales de EE.UU o China en cambio puedes ver una tabla con las equivalencias en medida.
  • Comentarios de clientes: El axioma “Cóma pasto, millones de vacas no pueden equivocarse” se aplica al comercio electrónico. Aquellos productos que tengan buenas calificaciones tendrán más posibilidades de venderse que uno que no compró nadie o que tiene malos comentarios. Por supuesto que la tentación de falsificar comentarios positivos es fuerte, pero a la larga la gente se da cuenta. Es menos trabajo vender buenos productos con un buen servicio.
  • Comunicación con el cliente: Antes de la compra el cliente puede tener preguntas, y cuanto más rápido y mejor se les responda, más dispuesto estará a hacer la compra y a repetirla. Es por eso que debemos tener un sistema que nos permita recibir los mensajes y responderlos lo más pronto y completo posible.
  • Carrito de compra y sistema de pagos: Es probable que un cliente desee comprar más de un producto, por eso el portal debe ir sumando el total de las compras y permitir cambios de opinión. Una vez finalizado el procedimiento  hay que procesar el pago.

En el siguiente post vamos a analizar por qué combiene combinar un portal propio con un servicio de terceros para luego pasar a detallar cuales son las herramientas opensource que nos permiten crear nuestro propio portal de comercio electrónico.
WooCommerce

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.