Google: ¿La empresa que sabía demasiado?

Tomo prestado el título del genial libro de Chesterton para contar dos hechos que seguramente no tienen relación entre si, pero dan para alimentar una serie de fantasías paranoicas.

El martes 16 recibo de parte de Google el mail que aparece en el post. El problema de seguridad a que se refiere era que no tenía establecido un mecanismo de bloqueo de pantalla en el teléfono. Dos días después me lo roban.
Por supuesto, como la mayoría de los seres humanos ignoré el aviso.

¿Casualidad o la inteligencia artificial de Google, al mejor estilo de Person of Interest , puede predecir quién va a ser víctima de un delito?.

Vamos más lejos con las teorías conspirativas. Entre el 15 y el 20 suelo hacer cierto trámite, y voy siempre a la misma hora. Ese día no pude por problemas informáticos y tuve que ir más tarde. ahí se produjo el robo.

¿Será el organizar el robo de dispositivos la forma que encontró Google de solucionar el problema de fragmentación en Android y hacer que todos nos pasemos a Oreo?

Bromas aparte, salí solo con un golpe en el ojo y un celular y un par de anteojos menos (no me pregunten para que quería un par de anteojos de aumento el ladrón). Pero tenía todas las contraseñas sincronizadas en el navegador, y si no viviera tan cerca del lugar del robo las pérdidas podrían haber sido catastróficas.
Se vienen unos cuantos post sobre seguridad de dispositivos.

Quiero aprovechar para comentar el gesto de la empleada de atención al cliente de Claro (la filial argentina de América Móvil), su primera pregunta fue ¿Estás bien?

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.