Microsoft en la Linux Foundation ¿Plan malévolo o simple necesidad?

La unión de Microsoft a la Linux Foundation generó reacciones diversas en la comunidad y en la prensa especializada. Algunos comentarios en redes sociales pusieron ese acontecimiento a la altura del triunfo de Donald Trump, mientras que otros vaticinaron la destrucción de Linux.

En ese mismo sentido el editor de TechRight Roy Schestowitz, recordó los casos de Novell y Nokia en los que la empresa empezó ofreciendo colaboración para terminar demandando a la primera por patentes a través de una subsidiaria y comprando y haciendo perder mercado a la segunda mediante la adopción de Windows como sistema operativo. También trajo a colación los ingresos que la empresa obtiene a cambio de no litigar por parte de usuarios de productos basados en Linux y Android.

Una visión más optimista tiene Steven J. Vaughan-Nichols de Computerworld, el sostiene que el actual presidente de Microsoft no tiene la misma mentalidad de conquistar al mundo que tenía Bill Gates, y que el negocio más importante de la empresa ya no es el mercado doméstico, con usuarios que usan lo que tienen preinstalado y donde los de Redmond contaban con un virtual monopolio. Ahora el mercado que importa es el corporativo, particularmente lo relacionado con la nube, y cuatro de cada diez instancias de las soluciones cloud de Microsoft usan Linux.

Por otra parte (esto lo digo yo) Microsoft solo se enfrenta con quienes no quieren pelear (Recuerden que cuando Barnes & Noble no aceptó pagarles por el uso de patentes de Android terminaron ofreciéndoles usar Windows gratis) Y la Linux Foundation está integrada por corporaciones varias veces más grande que ellos que no aceptan amenazas legales.

En definitiva no creo que se trate de una maniobra de destrucción, más bien me imagino a los de Microsoft recitando a Borges:

Sombra final se perderá, ligera.
No nos une el amor sino el espanto;
Será por eso que la quiero tanto.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.