La ley de Murphy y la seguridad informática

Tu Sam es el nombre de dos ilusionistas argentinos, (padre e hijo) El padre impulso la muletilla “puede fallar” para indicar que el truco podría no salir bien (de hecho alguna vez le pasó). La frase debería ser un mantra para todos los que interactuamos con la tecnología. Empezando por mí.

Uso una tarjeta prepaga internacional, por cuestiones de seguridad usaba un sistema de autenticación en dos pasos con mi tableta. Hasta que la tableta se rompió.

Para los que no conocen el sistema, consiste en ingresar además del usuario y la contraseña un código de seguridad que se envía a otro dispositivo por el servicio, o que genera el otro dispositivo usando una app.

Solicito que desactivan la autenticación enviando un mail y me contestan que tiene que ser por teléfono. Eligen para llamar justo un momento en que no estoy en casa o estoy durmiendo (¡Maldita rotación de la Tierra!). Llamo yo (3 días para saber como hacer una llamada internacional desde un teléfono fijo ya que Skype no acepta mi tarjeta de crédito, y me recomendaron no usar a los intermediarios).

Establezco la llamada, me piden el número de cuenta. No lo tengo por ningún lado, nunca me molesté en imprimirlo. Lo buscan por la dirección de mail. Pasamos a las preguntas de seguridad. En su momento contesté cualquier cosa para no darle pistas a los ladrones de identidad. El problema es que no me acordaba. Cómo soy muy previsible pude adivinar dos de tres y el operador como dedujo correctamente que un ladrón de identidad no puede ser tan imbécil me ayudó con la tercera.

Finalmente logré ingresar a mi cuenta.

Esta historia tiene dos moralejas posibles.
Toma todas las precauciones porque nunca sabes cuando algo puede fallar
o como dijo Mark Twain
“Pon todos los huevos en una sola canasta y cuídala bien”

Anuncios

2 pensamientos en “La ley de Murphy y la seguridad informática

  1. Aliana

    ¿Bolitas de colores? ¿Y se gana la vida con esas boludeces?

    Sobre tu problema, la solución tecnológica definitiva: apuntar todos tus pass y datos de cuentas (obvio, NUNCA uses el mismo pass ni email para todo) en un papelito.

    O la intermedia: apuntarlo en un documento que guardes en un pendrive viejo.

    Yo tengo aún mi pimer pen de 256 MB (el mejor que nunca he tenido, y tengo docenas) y ahí está todo, aparte del papel.

    Me río yo de Murphy.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s