El código abierto, el big data y la tercera guerra mundial.

En esta época en que las ciencias de la computación están aplicadas al estudio de la toma de decisiones mediante el procesamiento de grandes cantidades de datos, el análisis predictivo y las máquinas de autoaprendizaje, resulta importante recordar el día en que un programa de computación pudo meternos en la tercera guerra mundial.

Si tienes más de 40 años y te dedicas a la informática, seguramente hay una película que ha tenido mucho que ver. Se trata de Juegos de guerra, dirigida por John Badham y protagonizada por Matthew Broderick. La misma contaba la historia de como la computadora encargada de evaluar las amenazas soviéticas mal, interpretaba las ordenes de un joven que creía estar jugando con juegos de vídeo y ordenaba lanzar un ataque nuclear.
Gracias a documentos recientemente desclasificados descubrimos que la historia, con algunas variantes estuvo a punto de ser real.

Los servicios de inteligencia soviéticos (KGB) tenían un programa llamado VRYAN (siglas rusas para ataques sorpresivos de misiles nucleares)
Este modelo informático analizaba periódicamente 40000 variables de la realidad soviética y a partir de eso calculaba un índice que representaba el porcentaje de fortalezas de la URSS con respecto a EEUU Si el índice bajaba a 40 el programa recomendaría lanzar un ataque nuclear preventivo.

Se sabe que en 1984, con los problemas soviéticos en Afganistán, la economía que no funcionaba y las malas relaciones con EE.UU el índice bajó a 45.

No está claro si la gerontocracia que gobernaba la URSS hubiera hecho caso de algo más moderno que un ábaco. Tampoco si la información que recibía el programa era real. Lo cierto es que la guerra pudo ser una realidad.

Pero los seres humanos son iguales en todos lados, ya sean comunistas o capitalistas. Los mercados de valores operan también con modelos informáticos, y ya se han publicado trabajos que demuestran como esos modelos basados en supuestos no siempre válidos provocan crisis que la intervención humana hubiera evitado.

¿La solución? Que el código de todos los programas que se usan para la toma de decisiones que afectan la vida y los bienes de las personas sea abierto, lo mismo que el acceso a los datos sobre los que trabajan.

Fuente

Anuncios

Un pensamiento en “El código abierto, el big data y la tercera guerra mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s