¿Por qué no se debe seguir usando Windows XP?

10153720_10152767093494148_718843481784361048_n
En los últimos meses tanto blogueros como columnistas especializados nos concentramos en sugerir alternativas a Windows XP, que pasamos por alto lo esencial. Una explicación clara y detallada de lo que puede suceder a quienes siguen usándolo. Es lo que voy a intentar hacer en este artículo

No se trata de crear una campaña de terror sino de que cada uno de nosotros tome conciencia de su responsabilidad. Una red es tan fuerte como el más débil de sus eslabones y un equipo con un sistema operativo no actualizado puede ser el punto de entrada de malware y virus para varios más.

¿Cuáles son los riesgos de usar WIndows XP?

Los ataques informáticos pueden provenir de 3 fuentes: En el principio de la cadena están los mal llamados “hackers” que son quienes descubren vulnerabilidades y desarrollan herramientas para explotarlas. en el medio están los distribuidores encargados de los servidores encargados de diseminar los programas maliciosos y más abajo los chantajistas que intentan obtener un beneficio del ataque.

Existen varios tipos de software malicioso:
Troyano: Se presenta bajo la apariencia de un programa inocente pero permite que alguien tome el control del equipo de forma remota
Virus: Su objetivo es causar daños en el sistema
Capturador de pulsaciones: Registra las pulsaciones del teclado lo que permite averiguar contraseñas
Ladrón de contraseñas: Es un programa que recupera los datos del registro de ingreso de contraseñas.
Puerta trasera: Es una forma de acceder al sistema saltándose el protocolo de autenticación.
Spyware: Es un programa que recopila información y la reenvía sin autorización.
Ransomware: Son programas que impiden el funcionamiento del sistema hasta que el afectado pague para que se restaure el normal funcionamiento.
Netbot: Son programas que al ser instalados en un equipo toman el control de toda la red a la que está conectado.

¿De que forma se instala el software malicioso?
La primera forma es la instalación de programas de origen dudoso. Cabe señalar que no necesariamente se trata de versiones piratas de programas de pago. Los delincuentes pueden crear servidores de descarga falsos de proyectos de código abierto o bien acceder al servidor donde se aloja el proyecto y cambiar los archivos.

La segunda forma de contagiarse es visitando páginas web. Esto puede suceder no solo visitando sitios de pornografía o de venta ilegal de medicamentos recetados sino también desde webs respetables. Estos muestran anuncios en línea de terceros que pueden contener malware. Las web pueden también contener código malicioso oculto.
Los sitios que tienen contenido en Flash o que permiten descargar documentos pdf son una fuente importante de contaminación.

La tercera vía de contagio es el correo electrónico. En este punto debemos mencionar los archivos adjuntos (Los Powerpoint graciosos que te manda tu cuñado) o los falsos mails de tu banco que redirigen a una falsa página en la que debes poner tu contraseña.

Llegados a este punto veo venir tu objeción. Lo que estoy diciendo hasta ahora vale para cualquier sistema operativo ¿Por qué Windows XP debería ser más vulnerable?

A diferencia de sistemas operativos más modernos donde los programas solo tienen acceso a aquellas partes del sistema con la que necesitan interactuar en XP tienen acceso a todo el sistema por lo que son libres de hacer las modificaciones que se les antoje.

Algunos de los malwares más conocidos para Windows son:

Win32/Enosch.A. Busca todos los documentos de Microsoft Word (. Doc y
. docx) en la computadora y los envía por mail a un atacante remoto.
Win32/Sality.AT. Este es un virus que impide la ejecución de software de seguridad y utilidades de Windows. También intenta descargar otros archivos de un servidor remoto, incluyendo otra
malware.
Win32/Pramro.F. Se trata de un troyano que crea un servidor proxy en el equipo infectado. El
servidor proxy se puede usar entonces para retransmitir spam y tráfico web no deseado, así como para ocultar el origen de los atacantes responsables de la actividad maliciosa.

Entre los riesgos que se corre al usar un sistema operativo anticuado y sin la protección suficiente está:

Robo de información personal y financiera
Robo de identidad
Utilización de nuestros recursos informáticos para fines maliciosos.
Perdida de información importante y de horas de trabajo.

Gran parte de estos riesgos se reducen porque los desarrolladores y las empresas de seguridad informática están permanentemente a la caza de problemas y los solucionan antes de que sea demasiado tarde. Pero a partir de antes de ayer nadie va a hacer eso con Win XP

¿Que hacer si tienes que seguir usando XP?

Si no tienes más remedio que seguir usando XP aquí hay algunos trucos que pueden reducir los riesgos:
1) Desconecta la computadora de Internet. Es lo que va a hacer la prefectura de Aichi en Japón. Para navegar y ver el correo usa la tablet o el smartphone.
2) Dual Boot. Instala Linux en otra partición u otro disco y úsalo para conectarte a Internet.
3) Deja de usar todo el software de Microsoft, empezando por Explorer y Outlook y siguiendo por Office si es una versión anterior al 2007. Instala Firefox como navegador (Ignoro si Chrome sigue soportando XP), Thunderbird como cliente de correo y OpenOffice como suite ofimática. Bloquea por defecto el contenido Flash y Javascript de los sitios web.
4) Crea una cuenta de usuario nueva para el uso cotidiano de la computadora.
5) Mantén actualizado el antivirus y ejecútalo al menos dos veces por día

Ten en cuenta que seguir usando XP es como manejar el auto sin luces, sin frenos y sin seguro. Viajando a menos velocidad tal vez puedas evitar un accidente, pero no es seguro que lo logres por mucho tiempo

Anuncios

Deja un comentario