Nubes de tormenta

images
Quienes siguen este blog saben que a mi me gusta la informática, sea libre o privativo pruebo todo.
Fue así que cuando Adobe lanzó su suite Creative Cloud, con el nuevo sistema de alquiler de licencias fui de los primeros que se anotó para los 30 días de prueba.

Hace unos días, en una cuenta de mail que no es pública y no pertenece a un proveedor de los más conocidos, empecé a recibir ofertas de productos para alargar ciertas partes de mi anatomía, invitaciones de amables millonarios para compartir su fortuna conmigo y farmacias que me venden lo que quiera sin recetas. Una comprobación en esta página confirmó lo que sospechaba, esa dirección estaba entre las robadas del servidor de Adobe.

Pero mis peripecias no terminan ahí. Ni el instalador de Windows, ni Ccleaner, ni Revo Uninstaller logran remover Creative Cloud totalmente. Tampoco el borrado por fuerza bruta.

El primero de enero cuando se venza el período de prueba de Windows 8.1, formateo y dedico esa partición a otra distribución o a FreeBsd. Aunque tengo pesadillas que como en las películas de terror me aparezca la carpeta Creative Cloud dentro de mi carpeta personal.

Anuncios

Deja un comentario