Microsoft y el “síndrome de Linux”

startbutton-200x194

  • Presionado por los pobres resultados de las ventas y las críticas negativas a la interfaz de Windows 8. Microsoft planea lanzar una versión de prueba de la próxima versión en Junio
  • Se rumorea que tendrá la opción de iniciar con el modo de escritorio clásico.
  • La empresa fue víctima del “sindrome de Linux”, rechazo a aprender una forma nueva de hacer las cosas.

El dúo formado por la New Coke y el Ford Edsel parece a punto de convertirse en un trio. Microsoft dio el brazo a torcer y podríamos tener una versión de prueba de la próxima versión de Windows con una interfaz de usuario clásica.

Utilizo Metro desde la primera Developer Preview de Windows 8 y no encuentro que sea demasiado difícil de usar. Los rectángulos grandes y coloridos facilitan la ubicación de las aplicaciones para la gente mayor y el llevar el puntero a una esquina para tener acceso a los menús es mucho más cómodo que tener que buscar una aplicación en en menú clásico de Windows tradicional ubicado abajo a la izquierda. Eso sumado a la tienda de aplicaciones y a un mejor rendimiento hacen de Windows 8 un gran sistema operativo.

El problema de Windows 8 es cultural, no técnico. Microsoft acostumbró a la gente a hacer las cosas de una manera y sus usuarios no quieren tomarse la molestia de cambiar. Así como Internet Explorer 6, al mejor estilo de un personaje de película de terror se resiste a morir, así como Windows XP todavía sigue teniendo una gran porción de usuarios, la interfaz clásica estará con nosotros mucho tiempo más aunque sea un desperdicio de espacio y no se adapte a los nuevos dispositivos.

Aunque antes era conocido por otro nombre, por razones legales y de comprensión yo prefiero llamarlo “el síndrome de Linux”. Quienes hemos pasado horas visitando foros nos hemos cansados de quejas cuya principal razón era que “las cosas no se hacen como en Windows”. No deja de ser justicia poética que eso le pase ahor a Microsoft.

Apple tiene la ventaja que más que una empresa es una religión. Todo lo que viniera de Steve Jobs era aceptado y reverenciado por los usuarios. Linux tiene la ventaja de que si a los usuarios no les gusta algo se hacen su propia versión. Microsoft tiene accionistas y si los accionistas no obtienen resultados rápidos se ponen histéricos.

Seguramente a partir de la convivencia de las dos interfaces en Windows 9 reducirá la ansiedad y hará que se acostumbre e Metro

Anuncios

Deja un comentario