La vergüenza del canon digital #noalcanon

-¿Para esto querían votar?
Año 1983, faltaban pocos días para las elecciones que marcarían el retorno a la democracia en Argentina y en la publicidad televisiva de una revista humorística le preguntaron a la gente que pensaba si cada 15 días hubiera un feriado nacional. Una de las respuestas fue la que empieza este artículo dicha por una muy indignada ama de casa.

Pasaron 27 años y otra vez tenemos elecciones, en un mes se vota en la ciudad de Buenos Aires, hay internas abiertas en agosto y presidenciales en octubre, las provincias que todavía no lo hicieron tendrán comicios en lo que queda del año. Pero a nuestros políticos parece no importarles la opinión de los ciudadanos.

Ayer, sin que nadie salvo las entidades de la industria de contenidos y las de gestión de derechos de autor lo supieran, una comisión del senado aprobó un proyecto nacido de la inverosímil alianza del oficialista Picheto y el opositor Giustiniani para imponer un canon digital a los productos electrónicos. Las entidades representantes de los internautas no pudieron hablar, de hecho se tomaron todas las medidas para que no pudieran participar de la reunión.

No voy a discutir acá todas las incongruencias del proyecto, en el sitio de la fundación Vía Libre lo explican claramente, lo mismo que en el resumen de opiniones de Redusers. Quiero volver a la pregunta del principio. ¿Para esto queríamos votar?

No, no queríamos votar para tener legisladores que no solo no tienen la más mínima idea de los asuntos sobre los que legislan sino que se defecan en la voluntad popular y ni siquiera tratan de disimular que les interesa lo que pensamos.

Decía Winston Churchill que la “la democracia es el peor de los sistemas salvo todos los demás”, pero una democracia no se hace solo votando a los que nos gobiernan, implica el respeto al que piensa diferente y la igualdad ante la ley. Hablando sobre el sistema democrático en EE UU Alexis de Tocqueville escribió; “La democracia en América se terminará cuando el gobierno descubra que puede sobornar al pueblo con el dinero de los impuestos. Mientras cargan de impuestos a la tecnología el gobierno nacional y los provinciales regalan netbooks, codificadores de tv digital y dan créditos para que los jubilados puedan pagarse un lcd a precios accesibles. ¿Adivinen con que lo pagan?.

La ley establece que las entidades de gestión deberán destinar un porcentaje de nuestra plata a la promoción de la cultura. Ya me imagino recitales gratuitos a cargo de artistas afines al régimen y reparto de libros gratis escritos por los que piensen “como corresponde”. Estos serán los únicos que trabajen porque comprar discos y libros va a ser un lujo que muy pocos van a poder darse.
Nos niegan el acceso a lo que nos corresponde para después darnos como dádiva lo que tenemos como derecho, eso si, no olvidemos pasar por caja.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.